Ir al contenido principal

Administración de Justicia en Euskadi

Justizia Administrazioa Euskadin - Administración de Justicia en Euskadi
Estás en: La Justicia > Registro civil > El nuevo modelo de Registro Civil

El nuevo modelo de Registro Civil

Nuevo modelo del Registro Civil único e informatizado

La nueva Ley del Registro Civil (PDF), aprobada definitivamente el pasado 14 de julio en el Congreso de los Diputados, supone una transformación del actual sistema registral en España, que es del año 1957, sustituyéndolo por un modelo de Registro Civil electrónico con una base de datos única para la ciudadanía, más adaptado a las nuevas tecnologías y a las necesidades actuales.

La nueva norma entrará en vigor dentro de tres  años (en 2014), excepto las siguientes disposiciones, que entraron en vigor el pasado 23 de julio de 2011:

  • Disposición adicional séptima, sobre puesta a disposición de los datos de identificación personal de nacionales y extranjeros.
  • Disposición adicional octava, sobre la inscripción de defunción de desaparecidos durante la guerra civil y la dictadura.
  • Disposición final tercera, sobre la modificación del artículo 30 del Código Civil, que queda redactado en los siguientes términos: “La personalidad se adquiere en el momento del nacimiento con vida, una vez producido el entero desprendimiento del seno materno”.
  • Disposición final sexta, sobre la adquisición de la nacionalidad española por los nietos de exiliados durante la guerra civil y la dictadura.

Principales modificaciones

El nuevo modelo de Registro Civil suprime la regla subsidiaria que confiere prevalencia del apellido paterno en caso de desacuerdo entre los progenitores, pone fin a la diferencia de trato entre hijos matrimoniales y no matrimoniales y reconoce el derecho al cambio de apellidos a las víctimas de violencia de género y a sus descendientes.

Las principales reformas son:

Orden de los apellidos

Con el fin de avanzar en la igualdad de género, se suprime la prevalencia del apellido paterno frente al materno y se da la posibilidad a ambos progenitores de que elijan el orden de los apellidos. El nuevo texto establece que en caso de desacuerdo entre los progenitores, sea la persona encargada del Registro Civil quien adopte la última decisión, atendiendo al interés superior del menor.

Cambio de apellidos en los casos de violencia de género

Se reconoce el derecho al cambio de apellidos a las víctimas de violencia de género y a sus descendientes que vivan o hayan vivido en hogares en los que se haya producido tal situación.

Persona, como eje central del Registro

Actualmente, la persona tiene que ir al Registro Civil del lugar donde se produjo el hecho inscrito para realizar sus gestiones. Con el nuevo modelo, podrá solicitar por medios electrónicos desde su casa o en cualquiera de las oficinas la información que obra en el Registro. También, se podrá proceder a la inscripción telemática con independencia del lugar donde se produzca el hecho inscribible.

Con el nuevo modelo, cada persona tendrá un registro individual en el que se inscribirán todos los hechos y actos relativos a su vida civil. Actualmente, cada inscripción obra en un tomo distinto para cada hecho de su vida: nacimiento, matrimonio, fallecimiento…

El Registro Civil único pasa a ser un órgano administrativo dependiente del Ministerio de Justicia. Actualmente, cada Registro Civil está a cargo de un juez o jueza y con el nuevo modelo se descarga a los órganos judiciales de tareas que son de naturaleza administrativa, permitiéndoles dedicar más tiempo a su función constitucional de juzgar y ejecutar lo juzgado.

El Registro Civil será único para toda España y tendrá varias oficinas en cada comunidad autónoma. Ahora el Registro Civil está territorializado y la información está dispersa en los diferentes Registros.

Un Registro sin secciones

El Registro Civil se configura como una base de datos única. La nueva Ley suprime el tradicional sistema de división del Registro Civil en secciones (nacimientos, matrimonios, defunciones, tutelas y representaciones legales) y crea un registro individual para cada persona a la que desde la primera inscripción que se practique se le asigna un código personal.

Los libros físicos serán sustituidos por una base de datos electrónica común, de tal manera que la ciudadanía podrá realizar sus trámites en cualquiera de las oficinas del país. Además, ya no tendrá que ir personalmente al Registro, ya que la gran mayoría de los trámites se realizarán directamente por las administraciones públicas, como por ejemplo el envío electrónico de la información necesaria para las inscripciones por parte de los hospitales (nacimientos, defunciones...), de los ayuntamientos (matrimonios), de los juzgados o de las notarías.

Desaparece el Libro de Familia

Con la entrada en vigor del nuevo Registro Civil pierde sentido el Libro de Familia, que desaparece como tal ya que será sustituido por certificaciones registrales. Estas certificaciones podrán solicitarse personalmente o a través de internet.

Pluralidad lingüística

Se garantiza el uso de las lenguas oficiales del Estado en el lugar donde radique la Oficina y se podrán obtener certificaciones bilingües.

Derechos del personal funcionario

Los funcionarios y funcionarias que trabajan en los Registros Civiles podrán optar por incorporarse en las nuevas oficinas o continuar ejerciendo su actividad dentro del ámbito de la Administración de Justicia.

Nueva regulación de la adquisición de la personalidad

Durante la tramitación parlamentaria del Proyecto de Ley del Registro Civil, por acuerdo entre los grupos parlamentarios, se ha decidido modificar el artículo 30 del Código Civil y la regulación de la constancia en el Registro Civil de los fallecimientos prenatales.

Antes, el reconocimiento de la personalidad exigía que el recién nacido tuviese “figura humana” y que viviese más de 24 horas enteramente desprendidos del seno materno. A partir de la entrada en vigor de la reforma, ambos requisitos desaparecen, de modo que la personalidad se adquiere, sin más, desde el mismo momento del nacimiento con vida y enteramente desprendido del seno materno.

Por otra parte, la regulación de un archivo de fallecimientos prenatales, sometido a un régimen de publicidad restringida, viene a sustituir al llamado “Legajo de Abortos” previsto en la Ley del Registro Civil de 1957 y en su Reglamento de 1958 para permitir la inscripción de estas situaciones.

Encuentra un Registro Civil