Ir al contenido principal

Administración de Justicia en Euskadi

Justizia Administrazioa Euskadin - Administración de Justicia en Euskadi
Estás en: Noticias

Noticias

Los derechos paso a paso XI: Derecho de información I

17 de septiembre de 2020

Enviar y recibir mensajes de todo tipo por medio de las redes sociales o Internet sería impensable hace unas décadas, no solo por la carencia de medios tecnológicos, sino principalmente porque el mero hecho de recibir o enviar información estaba limitado. Y es que, con el objetivo de preservar la moral y la ideología de régimen, la dictadura de Franco ejerció el control absoluto sobre todo tipo de información; de esta manera, los censores decidían qué frases de la prensa escrita eran políticamente incorrectas, qué escenas de películas indecorosas, o qué declaraciones simplemente no tenían cabida en los medios. Por otro lado, la información oficial estaba sesgada o simplemente se omitía, por lo que era imposible recibir información veraz ni contrastarla.

A pesar de que en 1945 la ONU ya recogía en la Declaración Universal de los derechos humanos el derecho a la información, hubo que esperar hasta la Constitución de 1978 para que el nuevo Gobierno lo reconociese y garantizase.

Hombre sujetando un periódico abierto en las manos

Sociedades democráticas y derecho a la información

La información es algo que se puede dar y recibir y, por lo tanto, es un derecho que afecta tanto a personas individuales como a empresas y organismos públicos y privados. En ese sentido, el derecho a la libertad de información significa que tenemos derecho de dar y recibir información, por ejemplo, por las redes sociales, prensa, radio o televisión. Este derecho es la base de cualquier democracia y garantiza el componente clave de la libertad de pensamiento y expresión. 

Por otro lado, está el derecho de acceso a la información, que es un derecho fundamental para el desarrollo pleno de una sociedad democrática y transparente, y un ejercicio vital para la rendición de cuentas de las autoridades.


Derecho a la libertad de información

La libertad de información incluye la protección al derecho a la libertad de expresión tanto en medios de comunicación tradicionales como en Internet y comunicaciones que se realizan con tecnología informática. Esto garantiza que podamos tuitear o publicar noticias, y como no, recibirlas. La libertad de expresión está unida a la libertad de prensa, que es fundamental en los sistemas democráticos, pues permite a la ciudadanía formarse opiniones y criterios en relación con la realidad en la que viven. Por este motivo, los medios de comunicación independientes son uno de los objetivos principales de los sistemas políticos antidemocráticos.

Límites y garantías

Pero el hecho de informar, lo mismo que el de opinar, tiene límites, tales como el derecho a Pero el hecho de informar, lo mismo que el de opinar, tiene límites, tales como el derecho a la intimidad y al honor de las personas. Esto quiere decir que podemos aportar información o comentarios sobre diferentes hechos o personas, siempre que no dañen la intimidad o el honor de las mismas; un ejemplo podría ser la sentencia 476/2018, de 20 de julio, de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, a raíz de una demanda presentada por un trabajador de baja laboral que había sido denunciado públicamente en una red social por estar incumpliendo la baja. La persona demandada, que había sido superior jerárquica del demandante en el trabajo, hacía comentarios sarcásticos sobre la presencia de este en determinados actos sociales en un periodo en que se encontraba de baja laboral, y algunos tuits iban acompañados de imágenes del demandante en actos públicos. En relación a esta demanda, La Sala Civil del Tribunal Supremo descartó que los “tuits” que consistían fundamentalmente en opiniones, comentarios sarcásticos y críticas respecto del demandante fuesen una intromisión ilegítima en el derecho al honor del demandante, pero sí consideró que la información sobre la situación de baja laboral del demandante y las conjeturas sobre la enfermedad causante de la baja constituían una intromisión ilegítima en su derecho a la intimidad personal.

Ordenador y móvil sobre una esa en cuyas pantallas se ven diferentes redes sociales

Información veraz y educación mediática

Debido a los cambios sociales y tecnológicos que se han dado en las últimas décadas, cada vez son más las personas, especialmente los jóvenes, quienes miran el contenido audiovisual en línea, a través, sobre todo, de dispositivos móviles. Pero el manejo de mucha información no significa que estemos mejor informados, ya que muchas veces puede causar confusión, que las personas accedan a información engañosa, etc. Las normativas han tenido que adaptarse ante esta realidad y, concretamente, el Consejo Europeo revisó en 2018 la Directiva sobre los servicios de comunicación audiovisual, para garantizar que los usuarios tengan la formación necesaria para acceder a la información y analizarla de una manera crítica.

En ese sentido, Emelina Fernández, Presidenta del Consejo Audiovisual de Andalucía, subrayaba en una entrevista realizada en septiembre de 2020 la importancia de la educación mediática en las aulas, para garantizar que la capacidad de análisis crítico de los medios de comunicación llegue al mayor volumen de población, independientemente de sus circunstancias socioculturales. Según la Presidenta del Consejo Audiovisual de Andalucía, el objetivo debería ser “fomentar que los profesionales de la enseñanza se familiaricen con los elementos básicos de esta disciplina y tomen conciencia informada de la relevancia que supone tener una mirada crítica ante la información, la publicidad y el resto de contenidos de entretenimiento que nos trasladan los medios de comunicación. Unos medios de comunicación que conforman nuestras opiniones e influyen en la toma de decisiones de los individuos: desde los posicionamientos ante polémicas o hechos noticiosos hasta la compra de bienes y servicios o la creación y asunción de estereotipos”.

Comenta la noticia


No será publicado
 
*