Ir al contenido principal

Administración de Justicia en Euskadi

Justizia Administrazioa Euskadin - Administración de Justicia en Euskadi
Estás en: Noticias

Noticias

Los derechos paso a paso V: Transexualidad

16 de mayo de 2019

Las cosas han cambiado considerablemente respecto a la transexualidad desde que en 1978 se aprobó la Constitución.  Un repaso a las noticias deja ver que la actitud de la sociedad vasca hacia la homosexualidad y la transexualidad ha mejorado considerablemente en las últimas décadas: la sociedad es más tolerante e integradora y, según los últimos estudios, es una de las más abiertas y comprensivas. A pesar de todo, desde las asociaciones de personas transexuales opinan que aún quedan bastantes problemas por resolver en lo que respecta a los derechos del colectivo. 

Haurrak pozik ostadarraren azpian

Dos asociaciones vascas que trabajan por garantizar los derechos de las personas transexuales
Para conocer de cerca la realidad de los derechos del colectivo de personas transexuales en Euskadi nos hemos reunido con Sarai Montes y Ares Piñeiro, que son miembros de Errespetuz -asociación para la defensa e integración de las personas transexuales- y Bea Sever -representante de Naizen, asociación de familias de menores transexuales-. Las dos asociaciones comparten el local de reuniones, pero el recorrido de cada una es muy diferente: Errespetuz se creó en 2007 y es  la única asociación del País Vasco compuesta únicamente por personas transexuales, algo de lo que se sienten orgullosos y orgullosas, ya que en España solo existen cinco asociaciones de este tipo: en Madrid, Barcelona, Sevilla, Canarias y, por supuesto, Euskadi. Por otro lado, Naizen se creó en 2015 y, aunque sea la única asociación de este tipo en Euskadi, la realidad a nivel estatal es muy diferente, ya que el número de este tipo de colectivos ha aumentado considerablemente en los últimos años y ya existen unas cuantas decenas de ellos, algo que desde Errespetuz valoran muy positivamente, porque “las familias de menores transexuales han sido un soplo de aire fresco”. 
 

Logotipos de Errespetuz y Naizen

Hasta el año 2007 no hubo ningún tipo de regulación sobre la transexualidad

Y es que la lucha por los derechos de las personas transexuales viene de muy atrás en el tiempo y es complicada, tal y como recuerda Ares Piñeiro, que explica como cuando decidió hacer el tránsito se enredaban en él las trabas personales, sociales y asociativas: “Yo era joven y quise hacer el tránsito, pero en Euskadi no había nada. Málaga era la unidad de referencia para todo el estado español, y todas las personas transexuales éramos derivadas allí, porque en el resto de territorios no había nada”. Por otro lado, tampoco el movimiento asociativo respondía a sus necesidades porque “en los colectivos no había representación de personas transexuales”. Sarai Montes puntualiza que “aún hoy en día en la mayoría de los colectivos LGTBI -Lesbiana, Gay, Bisexual, Transexual, Intersexual- no encuentras personas transexuales; las personas transexuales tenemos unas necesidades específicas que esos colectivos no cubren, porque aunque te escuchan, no te entienden”.

Esas fueron las principales razones para crear Errespetuz, un colectivo compuesto solo de personas transexuales que trabajan para que se garanticen sus derechos, lo que conlleva, entre otras cosas, el desarrollo de iniciativas legislativas. “De hecho -subraya Ares Piñeiro- las ‘leyes trans’ que existen han salido del trabajo de estos colectivos”.  
 

chica se quita el traje de cuerpo entero que la envuelve

La Ley de 2007 convirtió a España en el país más avanzado de Europa

La primera Ley estatal fue la 3/2007, de 15 de marzo, reguladora de la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas. Sarai Montes comenta que “esta Ley convirtió España en el país más avanzado de Europa en lo que respecta a los derechos de las personas transexuales, porque podías cambiar el nombre y el género en el DNI sin pasar por cirugía”. “Es verdad que fue un antes y un después” –puntualiza Ares Piñeiro- “pero esta Ley no acepta la autodeterminación de la persona y para que acepten que eres una persona transexual es obligatorio llevar un informe psiquiátrico”, aclara Sarai Montes. Por lo que  desde el colectivo de personas transexuales opinan que no acaba de garantizar todos los derechos y apuestan por una nueva Ley que tome como referencia la Ley Argentina, ya que en esa Ley “sí acepta la autodeterminación de la persona”, lo cual significa que no hace falta un informe psiquiátrico que avale la petición de cambio.
Por otro lado, En Euskadi la Ley en vigor es la Ley 4/2012 de 28 de junio, de no discriminación por motivos de identidad de género y de reconocimiento de los derechos de las personas transexuales. Sarai Montes opina que la esta Ley “es bastante mejor” que la del estado, “porque por ejemplo, la Ley regula que exista una Unidad de Género en el hospital de Cruces. La Unidad de Género se creó en 2009 pero lo que hizo la Ley fue regularla, que es una manera de garantizar el servicio a pesar de los cambios de Gobierno que puedan darse”.

La Unidad de Género del hospital de Cruces atiende a todas las personas transexuales de Euskadi a nivel sanitario -a todas aquellas que quieran acceder a tratamiento médico- ya que las necesidades que tienen son amplias y requieren de diferentes soluciones. “Antes de que existiera esa Ley –explica Ares Piñeiro- lo que hacía el Gobierno Vasco era tú te operabas, llevabas las facturas y, dependiendo de los ingresos económicos que tenías, te devolvían o todo lo que te habías gastado en la operación o parte. Desde el colectivo hicimos bastante presión para que se instalara una Unidad de Género en Euskadi, hicimos hasta una huelga de hambre”.
 

Nerea, miembro de Naizen ,abraza a su hija Nahiane

La Ley de Navarra y Transbide, una referencia para Naizen

Mientras desde Errespetuz comentan que están trabajando en la redacción de una nueva Ley que mejore la actual, Bea Sever, en representación de Naizen, subraya que hoy en día a nivel estatal la Ley de referencia es la Ley Foral  del 2017 de Navarra, porque “la Ley vasca de 2012 de transexualidad, que en su momento fue pionera, ha quedado obsoleta, porque el objeto de la Ley son aquellas personas que acrediten su situación de transexualidad mediante informe psiquiátrico y las asociaciones abogamos por una Ley que reconozca la autodeterminación de la persona que no trate la transexualidad como una patología”.

Naizen tiene ya bastante experiencia con adolescentes en éste ámbito y han visto cómo muchos de ellos han acudido fuera de la CAV. “Cuando los adolescentes acuden a la Unidad de Género de Cruces se sienten fiscalizados, porque el abordaje se hace como si fuera una patología. Si la psiquiatra no da el visto bueno, no puedes acceder a los tratamientos”. “Sin embargo -afirma Bea Sever- en el modelo Navarro, por medio de Transbide, simplemente se atiende la demanda. No se pone en tela de juicio a la persona usuaria”.

Cambio de nombre en el Registro Civil

Otra de las reivindicaciones de las personas transexuales es el cambio de nombre y de sexo en el Registro Civil, ya que todos los documentos oficiales (DNI, pasaporte, etc.) parten de los documentos del Registro. En el caso de los menores de edad, Bea Sever apunta que en Euskadi en ese aspecto “tenemos la suerte de que hay un decreto del Gobierno vasco para conseguir una documentación transitoria en aquellos casos en los que todavía no se ha  podido hacer el cambio de nombre en el Registro, y esto te permite cambiar tu nombre en todo lo que dependa de la administración autonómica. Con lo cual, para menores está muy bien: te cambias el nombre en la biblioteca, en el polideportivo, en deporte escolar, en el centro educativo, en Osakidetza –que es muy importante-”.

Pero una vez más, los problemas aparecen cuando llega la adolescencia, ya que los documentos oficiales del estado siguen sin cambiarse: “Lo que ocurre es que cuando terminan la ESO aún son menores de edad y llega el título de Madrid y viene con el nombre anterior, o se van de viaje de estudios y en el pasaporte tienen el nombre anterior. Así que este tipo de cosas en la adolescencia empiezan a ser más conflictivas. En eso dependemos de la Ley del Registro, que es de 2007. La modificación de esta Ley se votó el 30 de abril de 2017, se aprobó, y ahora está congelada”.
 

Imagenes sobrpuestas de el perfil de una mujer y un hombre

La situación social e institucional en Euskadi es mejor que en el resto del estado

Desde Errespetuz y Naizen valoran positivamente la actitud que el Gobierno vasco ha tenido en el desarrollo de normativas que garanticen los derechos de las personas transexuales, pero no descartan nuevos contactos en vistas a impulsar los cambios que consideran indispensables.
Ares Piñeiro comenta que “a nivel social e institucional hay una gran diferencia entre el País Vasco y el resto de España, desde el resto de colectivos nos dicen que estamos en una situación mejor porque estamos en contacto directo con el Gobierno”. Sarai Montes explica que acaban de dar un curso de formación en un colegio “y el año pasado estuvimos formando a la Ertzaintza en temas de transexualidad. La formación salió conjuntamente de Era Berean, que es la red de igualdad del Gobierno vasco que llevamos entre varias asociaciones, y la Ertzaintza”. La formación, que se impartió durante varios meses, surgió a raíz de una denuncia que una mujer transexual puso porque consideraba que el trato que los agentes le habían dado no era correcto y desde Errespetuz se muestran “muy satisfechos” con los resultados. De hecho, a raíz de esa formación hay agentes que han acudido a centros educativos en los que ha habido problemas de integración, por ejemplo, a dar charlas sobre el tema.

La presencia de los colectivos de personas transexuales es mayor

La creación de los colectivos de familias de menores transexuales ha supuesto un gran apoyo y más visibilidad para el colectivo de personas transexuales. Según los datos facilitados por Bea Sever, Naizen  cuenta a día de hoy con 110 familias y se prevé que el número aumente, e ilustra la previsión con las cifras de los últimos años: “El  primer caso de menores que se atendió en la Unidad de Género fue el de Nahiane en 2013-; después, el primer tratamiento fue en  2015 con Leo. Hasta ahora, se han atendido en la Unidad de Género un total de 65 casos, de los cuales 57 han sido en el último año, lo cual significa que el boom se está dando ahora”.

Aún así, Bea Sever opina que “hay mucho que lograr para la normalización de este tema. Los adolescentes tienen un grupo de whatsapp en el que participan 60 chavales y chavalas. Muchos de ellos no están en la asociación.  A algunos ni les aceptan en sus familias. Se sienten queridos y respetados entre iguales, pero la realidad familiar es otra. Y con 16 años no puedes hacer nada sin el consentimiento de tus padres y tienen que esperar a tener 18. Así que en algunos casos se plantea la emancipación, pero claro, con esa edad, ¿de qué vives?, ¿qué haces?”
 

Imagen de Yerik, niño asociado a Naizen

Aún quedan derechos por garantizar

Actualmente, las dos asociaciones trabajan en conjunto para desarrollar una nueva Ley que sustituya a la anterior y garantice todos los derechos de las personas transexuales. Ares Piñeiro tiene claro que en materia de derechos nunca se puede bajar la guardia, “porque te viene un presidente como el de Estados Unidos, o lo que viene ahora por Andalucía… y cuidadito dónde podemos acabar, porque todos los derechos que tenemos, que han costado años conseguir, de un plumazo los eliminan”. Sarai Montes explica que en Estados Unidos “les han quitado los DNI a las personas transexuales de un día para otro; ahora, para definir el sexo en los documentos oficiales les hacen análisis de sangre, y el sexo se define en base a los cromosomas”. “Por eso -termina  Ares Piñeiro- cuando estoy con la gente les digo: “a ver, hemos conseguido muchos derechos, estamos en un momento en el que la gente joven no ha tenido que pasar por lo que hemos pasado nosotros, pero nadie sabe lo que puede venir”.

  • Puedes obtener más información sobre la transexualidad en adultos en la página web de Errespetuz.
  • También puedes acceder a información sobre menores transexuales en la página web de Naizen.
     

Comenta la noticia


No será publicado
 
*