Ir al contenido principal

Administración de Justicia en Euskadi

Justizia Administrazioa Euskadin - Administración de Justicia en Euskadi
Estás en: Noticias

Noticias

Los derechos paso a paso IX: Derecho a la salud

27 de abril de 2020

Hoy más que nunca el Derecho a la salud es un tema que está en boca de toda la ciudadanía, y a raíz del estado de alarma decretado en el Estado español como medio de contención de la pandemia de Covid-19, millones de personas permanecen confinadas en sus casas con el objetivo de evitar el contagio y la consiguiente saturación del sistema público de salud.

Este método de contención, sin embargo, ha sido valorado de diversas maneras en diferentes países, y como consecuencia de ello las medidas establecidas difieren notablemente entre sí: mientras países como China optaron en su momento por el aislamiento total de la población, otros como Reino Unido han establecido medidas de aislamiento más laxas, y los hay que sin establecer medidas obligatorias se han limitado a hacer recomendaciones a la ciudadanía, tal y como ocurre en Suecia. 
 

Hospital en Suecia

El Derecho a la salud es indiscutiblemente uno de los derechos fundamentales básicos de todas las personas, ya que sin él, es difícil o imposible acceder a otros derechos más complejos. Es por ello que no sólo en las Declaraciones Universales el Derecho a la salud aparece entre los primeros derechos fundamentales, sino también en las cartas magnas de las que derivan las distintas normativas nacionales y por consiguiente las autonómicas, como la del País Vasco.

En la Declaración Universal de los Derechos Humanos este derecho viene desarrollado en el Artículo 25: “Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez y otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad”. 

Por su parte, en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de 1966, en su Artículo 12, se describe así: “Los Estados Partes en el presente Pacto reconocen el derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental". Siguiendo a nivel internacional, en la Constitución de la Organización Mundial de la Salud se establece explícitamente que “el goce del grado máximo de salud que se pueda lograr es uno de los derechos fundamentales de todo ser humano, sin distinción de raza, religión, ideología política o condición económica o social”, y señala la responsabilidad de los Gobiernos en la consecución de estos derechos, subrayando que “Los gobiernos tienen la responsabilidad de la salud de la ciudadanía, la cual sólo se podrá lograr estableciendo medidas sociales y de salud adecuadas”.

Más tarde, en la Constitución Española de 1978 se desarrolla la salud como uno de los derechos fundamentales, de la que después derivó la Ley General de la Sanidad.

Casas en un suburbio de Hong Kong

¿Cómo se mide la dimensión de la salud a nivel internacional?

Por un lado, entre los diferentes índices que los organismos internacionales utilizan para medir la situación de la población mundial, existe el Índice de Desarrollo Humano o IDH. El índice de desarrollo humano (IDH) es un indicador del desarrollo humano por país, elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Es un indicador que sintetiza los logros medios obtenidos en las dimensiones fundamentales del desarrollo humano, a saber: tener una vida larga y saludable, adquirir conocimientos y disfrutar de un nivel de vida digno.

La salud se evalúa según la esperanza de vida al nacer, y la de la educación se mide por los años promedio de escolaridad de los adultos de 25 años o más y por los años esperados de escolaridad de los niños en edad escolar. La dimensión del nivel de vida se mide conforme al Ingreso Nacional Bruto (INB) per cápita.

Los índices son una media, no la realidad pormenorizada

De todos modos, hay que tener en cuenta que los indicadores señalados son el cálculo de la media de cada país, lo cual no significa que todos los ciudadanos cumplan las mismas características, sino que la realidad puede ser diversa. Por ejemplo, a pesar de que la esperanza de vida sea alta, los años que vivirá y la calidad de los mismos difieren notablemente en base a su situación económica y el acceso que tiene o no a un sistema de salud de calidad.

En ese sentido, la Organización Mundial de la Salud considera que los países del mundo deben avanzar hacia una cobertura sanitaria universal para asegurar que todas las personas reciben los servicios sanitarios que necesitan, sin tener que pasar penurias financieras para pagarlos. Para que una comunidad o un país pueda alcanzar la cobertura sanitaria universal se han de cumplir varios requisitos, a saber: un sistema de salud sólido, un sistema de financiación de los servicios de salud, acceso a medicamentos y tecnologías esenciales, personal sanitario bien capacitado.

Pareja de ancianos sentados de espladas observa el mar

Situación actual en el País Vasco

Según los datos publicados en diciembre de  2019 por el Instituto vasco de Estadística (Eustat), aplicando la metodología del Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo La C.A. de Euskadi mejora dos puestos en la clasificación de países del IDH en 2018, situándose entre los países 11º y 12º de los 189 países ordenados por el Índice de Desarrollo Humano, con un índice de  0.92 en el 2018. Este dato sitúa a la sociedad vasca entre las más desarrolladas del planeta, por detrás de Noruega, Suiza, Irlanda, Alemania, Hong Kong, Australia, Islandia, Suecia, Singapur, Países Bajos y Dinamarca. España ocupa la posición 25ª en el informe del PNUD, con un IDH del 0,893. La clasificación la cierra Níger con 0,377.

Sistema Vasco de Salud

Con el objetivo de lograr la asistencia sanitaria universal, en el País Vasco se creó en 1983 Osakidetza, el sistema público y universal al que todos los habitantes tienen derecho a acceder y donde se les proporciona atención. La misión de Osakidetza es ofrecer un sistema de salud de calidad.

Según los datos publicados por el Eustat en 2019, el gasto en salud en la C.A. de Euskadi fue de 2.839€ por persona en 2016, 864€ más que en 2006. La mayor parte de ese dinero se destina, por orden, a la asistencia sanitaria curativa, productos médicos, asistencia sanitaria de larga duración, servicios sanitarios auxiliares, asistencia sanitaria de rehabilitación, gobernanza y administración y servicios de prevención.

La actual crisis sanitaria y los retos de cara al futuro

Tal y como planteaba la responsable de la Oficina de la Infancia y la Adolescencia del Ararteko, Elena Ayarza, en el reportaje sobre los derechos de la infancia publicado en JustiziaEus en febrero, “En las sociedades occidentales la pobreza está relacionada con la falta de oportunidades”. Esto significa, que desde organismos oficiales para la defensa de los derechos se conoce que el gran problema reside hoy en día en el acceso que tiene la población a diferentes tipos de recursos. La desigualdad entre la población- que se debe en gran medida a la falta de igualdad de oportunidades-, redunda en la salud y el bienestar de las poblaciones más desfavorecidas.

Por lo tanto, el desarrollo y mantenimiento de un sistema de salud de calidad al que puede acceder toda la ciudadanía es un gran logro que garantiza el derecho al acceso a un sistema de salud en igualdad, pero las características socio-económicas de los usuarios de ese sistema condicionarán en gran medida el desarrollo de la salud de la población y las consiguientes necesidades del sistema sanitario de cara al futuro, tanto en enfermedades de larga duración como en situaciones de crisis sanitaria como la que estamos viviendo, en la cual, parte de la ciudadanía es mucho más vulnerable por las condiciones económicas,  sociales y laborales en las que vive.

  • Si quieres más información, puedes consultar el BOE de 30 de abril de 1977, de Ratificación de España del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, hecho en Nueva York el 19 de diciembre de 1966.
  • Puedes acceder a más información sobre la cobertura sanitaria universal en la web de la Organización Mundial de la Salud.

Comenta la noticia


No será publicado
 
*