Ir al contenido principal

Administración de Justicia en Euskadi

Justizia Administrazioa Euskadin - Administración de Justicia en Euskadi
Estás en: Noticias

Noticias

Artolazabal destaca que la nueva Ley de Juventud consolidará la perspectiva juvenil en las políticas públicas vascas

01 de febrero de 2021

Beatriz Artolazabal

La consejera de Igualdad del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, ha subrayado hoy que con la aprobación de la Ley de Juventud se consolidará “la incorporación de la perspectiva juvenil en el conjunto de las políticas públicas vascas”, otorgando mayor solidez al compromiso de los agentes respecto a la política transversal de juventud.

Artolazabal, que ha comparecido hoy ante la comisión de Políticas Sociales y Juventud del Parlamento Vasco para presentar el proyecto de Ley vasca de Juventud, que fue aprobado por el Consejo de Gobierno a finales de noviembre de 2020, ha considera que estamos ante un “hito histórico”, ya que Euskadi carece de Ley de Juventud y hasta ahora, todos los proyectos presentados al Parlamento Vasco habían fracasado.

Según ha destacado, la ley “dará estabilidad y otorgará impulso y mayor coherencia” también a formas de trabajo validadas desde la experiencia, “y consolidará de manera estable y garantista” las medidas de acción positiva en las que están implicados diversos departamentos del Gobierno Vasco, las tres Diputaciones Forales y EUDEL, así como el Consejo Vasco de la Juventud (EGK), las entidades juveniles y las propias personas jóvenes. En la comparecencia, la consejera ha estado acompañada por Agurtzane Llano, directora de Juventud, y Rafael López-Arostegi, asesor del Departamento.

Esta nueva norma, si la valida el Parlamento, tendrá como meta avanzar en el objetivo de reducir la edad media de emancipación de las personas jóvenes, de modo que puedan desarrollar sus proyectos de vida, e incidir sobre los procesos de socialización de las y los jóvenes desde una perspectiva de igualdad de oportunidades independientemente de su situación, sexo, origen o cualquier otra condición, mejorando los recursos de los que disponen para desarrollarse, aprender, participar socialmente y disfrutar de esta etapa de la vida.

Durante su exposición, Artolazabal ha recalcado que esta Ley responde “a un contexto social complejo y cambiante” en el que destacan “las dificultades que afrontan las personas jóvenes para salir del hogar familiar de origen en base, principalmente, a factores objetivos, así como las profundas transformaciones que afectan a los agentes y procesos de socialización de niñas, niños, adolescentes y jóvenes”.

La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales ha considerado “vital” consolidar una política transversal de juventud orientada a impulsar la igualdad real de las personas jóvenes, asegurando el ejercicio efectivo de sus derechos y promoviendo su acceso a los medios productivos, la inclusión social y el bienestar.

Asimismo, ha señalado “necesario” impulsar la promoción infantil y juvenil, mediante actividades, servicios y equipamientos específicos que acompañen los procesos de socialización, crecientemente diversos y complejos, de niñas, niños, adolescentes y jóvenes, orientando las actuaciones tanto al disfrute de cada etapa como a promover la maduración, el aprendizaje y una autonomía creciente ya desde la infancia.

Tres objetivos y Sistema Vasco de Servicios de Juventud

Artolazabal ha explicado el contenido del proyecto de Ley, que incluye tres grandes objetivos: la emancipación, la promoción infantil y juvenil y la participación; y viene a estructurar e impulsar tres grandes áreas como medios orientados a dichos objetivos: la política transversal; el catálogo de servicios y equipamientos específicos; y la participación juvenil como método, respectivamente.

Con esos objetivos y a partir de esos medios y métodos la ley configura el Sistema Vasco de Servicios de Juventud como la herramienta principal para impulsar la Política de Juventud en su conjunto: política transversal y de promoción infantil y juvenil. Y en ese contexto establece diversos mecanismos para asegurar la consolidación y despliegue de un sistema homogéneo, aunque adaptado a las necesidades y características de cada territorio, siendo uno de los mecanismos principales la definición de las competencias y atribuciones concretas de la Administración de la CAE y del resto de instituciones.

Comenta la noticia


No será publicado
 
*