Ir al contenido principal

Administración de Justicia en Euskadi

Justizia Administrazioa Euskadin - Administración de Justicia en Euskadi
Estás en: Noticias

Noticias

Artolazabal alerta del mal uso de las redes sociales para difundir mensajes xenófobos, racistas y homófobos

19 de noviembre de 2021

La consejera Beatriz Artolazabal.

“Desde el inicio de la crisis, una vez más, se están viendo especialmente perjudicadas y discriminadas las personas y los colectivos más vulnerables. La evolución y el desarrollo de las relaciones en las redes sociales han puesto de manifiesto la realidad de los discursos de carácter racista, xenófobos, homófobos y contra el pueblo gitano, entre otros”.

La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, ha hecho hoy esta reflexión en el acto de apertura de la Jornada sobre Delitos de Odio, organizada por la Cátedra Unesco de Derechos Humanos y Poderes Públicos de la UPV/EHU en el Bizkaia Aretoa de Bilbao.

Artolazabal ha comenzado su intervención alabando el trabajo de la Cátedra “por mantener esta línea de trabajo en materia de delitos de odio” y recordando la colaboración en esta materia entre la Universidad y su Departamento desde 2016.

Tras ello, la consejera ha realizado su exposición sobre las redes afirmando que “la libertad de expresión y el derecho a la información de la ciudadanía a las que contribuyen los medios de comunicación y las redes sociales encuentran su cara más opuesta en su mal uso”. Y ha enumerado: “Mal uso en términos de desinformación, bulos, fomento del miedo, rechazo o, incluso, incitación al odio”.

A su juicio, “los discursos y delitos de odio representan formas emergentes de ruptura de convivencia; y ante esto, debemos ser firmes en nuestros discursos”. Por ello, ha expuesto que “las sociedades más prósperas son aquellas que son más plurales”.

Cinco aspectos “clave”

Asimismo, en su intervención Beatriz Artolazabal ha detallado algunos aspectos que considera “claves” para la erradicación de los delitos de odio.

En primer lugar, ha hablado de información. “Necesitamos información sobre los incidentes y delitos de odio que se dan en nuestro país”, ha dicho, al tiempo que ha cifrado en 241 los casos registrados por la Ertzaintza el pasado año y 63, los de la red Eraberean en el mismo periodo.

Otro aspecto importante es la formación. “Mejorar el conocimiento sobre la discriminación y sobre los delitos de odio, especialmente de aquellos colectivos responsables de detectar y registrar los posibles incidentes”, ha explicado, aclarando que la Ertzaintza ha incrementado su formación en esta materia. De ahí, el importante incremento del número de incidentes registrados.

La educación y sensibilización son otros elementos clave en este trabajo, porque se genera y transfiere conocimiento al tiempo que se forma, sensibiliza y empodera a la ciudadanía. “Frente a los discursos de odio, las administraciones públicas tenemos que incidir más que nunca en los discursos de tolerancia, respeto y convivencia”, ha referido.

El cuarto aspecto clave es el acompañamiento a las víctimas. “La prevención es fundamental, pero una vez que los incidentes se han producido, debemos estar al lado de las víctimas”, ha dicho Artolazabal. En este sentido, ha descrito acciones necesarias como ofrecer información para denunciar, acompañarlas en el procedimiento y cuidar de su estabilidad emocional.

Y la coordinación es el último de los puntos que la consejera ha definido como importantes. Coordinación entre las instituciones públicas y los agentes sociales. En este punto, ha puesto en valor el trabajo de Eraberean; una red, impulsada por el Departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno Vasco e integrada también por Biltzen y Berdindu, dos servicios del Departamento, y por 12 entidades del tercer sector.

“Actúan a modo de antenas”, ha explicado, “para la detección de situaciones discriminatorias, asegurando la atención directa de las posibles víctimas”.

La consejera Beatriz Artolazabal ha concluido su intervención hablando del reto al que tendremos que hacer frente en los próximos años: luchar contra la discriminación y la desigualdad. Al mismo tiempo, ha advertido de que, en estos momentos, “la protección y la promoción de los derechos humanos pisan un suelo resbaladizo, se mueven en arenas movedizas”; por ello es necesario, según ha enfatizado, “generar un discurso positivo de la diversidad” y “actuar para evitar cualquier retroceso” en la defensa de los derechos humanos.

Comenta la noticia


No será publicado
 
*