Ir al contenido principal

Administración de Justicia en Euskadi

Justizia Administrazioa Euskadin - Administración de Justicia en Euskadi
Estás en: Noticias

Noticias

Carlos Cubero, Director del IVML: "A veces tengo que hacer un gran esfuerzo para que salga mi yo profesional"

08 de enero de 2013

Carlos Cubero, Director del IVML:

Carlos Cubero lleva 9 años como director del Instituto Vasco de Medicina Legal. Compagina la labor de dirección del Instituto con la de médico forense y patólogo. El tiempo que le queda libre lo dedica a escuchar música y a escribir. Admite que esta última afición le ayuda a ordenar sus ideas, y que la aplica también a su trabajo, ya que en este último, sus conclusiones como patólogo pueden ser determinantes a la horade dilucidar casos complicados, por ejemplo, homicidios.

¿Qué es El Instituto Vasco de Medicina Legal?
Es un órgano técnico que se creó en 2002; en él estamos incorporados o adscritos todos los médicos forenses de la comunidad autónoma. El IVML depende del Departamento de Justicia del Gobierno Vasco y es una herramienta de trabajo para auxiliar a la Administración de Justicia. Estamos al servicio de la administración: de jueces, magistrados, fiscales, etc. Dentro del Instituto estamos médicos forenses generalistas y luego otros especializados en psiquiatría, en patología y en traumatología. A mí por ejemplo, me liberaron y me especialicé en patología forense. También está el servicio de laboratorio, que da servicio a todos los expertos.

¿Cuál es tu trabajo dentro del IVML?
Como director me encargo de dirigir la organización y el funcionamiento del Instituto. Compagino la dirección con el trabajo de patólogo forense. Es decir, hago mis guardias, y dentro de mis guardias, como los demás: detenidos, agresiones en general, violencia de género, agresiones sexuales y/o violaciones, levantamientos de cadáver, etc., y autopsias. Las guardias son genéricas, exceptuando los fines de semana, en los que los patólogos nos dedicamos a hacer autopsias.

¿Los fines de semana también se realizan autopsias?
Si, yo por ejemplo los fines de semana que me toca guardia vengo aquí a las 9 de la mañana y salgo a las 9 de la noche y me dedico exclusivamente a hacer autopsias. De esa manera el cadáver que ha llegado el día anterior o esa madrugada, está a disposición de la familia el mismo día. Eso lo hacemos como labor social dentro de lo profesional para que las familias tengan a su ser querido lo antes posible. Para que no estén esperando hasta el lunes, y todo el fin de semana esté el cadáver aquí, en una cámara a menos 8 grados, esperando a que se haga la autopsia. Hacemos una labor profesional-social.

Patólogo, director y forense generalista son tres labores diferentes con un alto grado de responsabilidad
Por eso me tengo que llevar trabajo a la tarde a casa, porque aunque haga menos autopsias que mis compañeros por estar liberado parcialmente para hacer la gestión, estoy obligado a trabajar como trabajan los jueces y magistrados, que se llevan el trabajo a casa. Aquí trabaja todo el mundo, estamos en primera línea.

¿Te llevas trabajo todos los días o sólo en casos especiales?
Si es un informe ordinario no me llevo el trabajo a casa, pero hay informes complejos, por ejemplo una agresión sexual… y sobre todo dentro de la patología, el homicidio. Ahí le doy dos, tres, cuatro vueltas. Y luego lo contrasto con el compañero que va a firmar conmigo, aunque lo haya elaborado yo. Y si aún así tengo mis dudas, lo llevo a historia clínica para que lo vean todos. Una historia clínica es un caso real que tú expones y los demás compañeros opinan al respecto. Evidentemente enriquecen mucho las opiniones y los puntos de vista de todos, y entonces al final sacas más conclusiones, aunque en última instancia tú decides. Es una manera de reforzar tus propios criterios. Lo hago en casos complejos, o en casos que tengo mis dudas.

¿Y cuando desconectas?
Me gusta mucho ir a la playa y escuchar música, también me gusta escribir lo que pienso. Luego lo leo, al día siguiente, y si no me gusta, vuelvo a escribirlo, y al día siguiente lo vuelvo a leer, hasta que quede como yo quiero. No soy de pensamiento rápido, no me gusta improvisar. Me gusta planificar.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?
Técnica y científicamente lo que más me gusta es la autopsia y el levantamiento de cadáver. Científicamente la autopsia empieza en el lugar de los hechos. Y de hecho, hacer un buen trabajo, una buena pericia, una buena inspección, una buena recogida de muestras, un situarte en el lugar es tan o más importante que lo que es llegar al cadáver luego en la mesa de autopsias. Si no has hecho un buen levantamiento de cadáver, probablemente no hagas una buena autopsia.

¿Y qué es lo que menos te gusta o peor llevas?
Las violaciones. Yo ver a una mujer supuestamente violada… tengo que hacer un esfuerzo para seguir manteniéndome como profesional, me vence mi parte humana. Tengo que luchar conmigo mismo para actuar como debo actuar como profesional. Veo a la mujer, destrozada, humillada…como para que encima le estemos mareando para aquí para allí. Vayamos todos al hospital y hagámoslo allí en las mejores condiciones, y humanizando la situación todo lo que podamos. A mí eso a veces me supera. A veces tengo que hacer un gran esfuerzo para que salga mi yo profesional y no mi yo humano.

Nuevas técnicas, nuevos emplazamientos, nuevo laboratorio de genética… las cosas han cambiado mucho desde que se creó el IVML
Si, aún recuerdo cuando estaba de Forense en Gernika, que hacía las autopsias de los cadáveres en el cementerio, en un edificio que existía para eso. Normalmente, cuando me tocaba hacer una, solían acompañarme dos agentes de la Ertzaintza que me esperaban fuera del edificio al otro lado de la puerta. Pero aquel día era invierno, llovía y era noche cerrada -serían las dos o las tres de la mañana-, y cuando termine la autopsia salí y no había nadie esperándome. Y cuando empecé a caminar por el cementerio en dirección al coche ví una luz que se acercaba hacia mi, y yo venga preguntar ¿Quién es? ¿Quién viene? Y nadie respondía. Al final, al llegar a su altura, resultó ser el enterrador, que vivía cerca del cementerio y al ver luz vino a ver qué pasaba. Menudo susto. Afortunadamente hoy en día ya existen lugares adecuados para hacer ese trabajo.

Se ha hecho una gran labor para conseguirlo
Si, tenemos claro el proyecto y los objetivo a cumplir. Evidentemente este instituto se ha convertido en un referente, en comparación con el resto de institutos a nivel del Estado. Y así lo dicen los mismos directores de otros institutos. Un referente en materia de formación, por las especializaciones. Eso ha sido lo más importante. Hemos llegado a un sistema de organización aceptable, ahora, entre otras cosas, estamos elaborando el expediente único multimedia, que es lo mismo -lo homónimo- que la historia clínica única en Osakidetza.

Comenta la noticia


No será publicado
 
*