Menú
Buscar
Justizia.eus
  • Buscar
Euskadi.eus

Una veintena de expertos europeos se reúne en Bilbao para trabajar medidas alternativas a la prisión para los delitos de violencia machista

Fecha de publicación: 

· La Condeferation of European Probation (CEP), formada por representantes de gobiernos y universidades, además de por otros agentes académicos y judiciales, se reúne por primera vez en Euskadi tras la incorporación del Gobierno Vasco en 2024

· Su misión es intercambiar buenas prácticas con la preocupación común de proteger a la sociedad sin recurrir al encarcelamiento; para ello promueve la inclusión social de las personas penadas mediante sanciones comunitarias

· El Servicio Vasco de Gestión de Penas desarrolla dos programas sobre violencia machista: el psicoeducativo Aldatuz y el terapéutico Gakoa

· Nerea Melgosa: “Compartimos con la CEP la inclusión social de las personas infractoras a través de sanciones comunitarias, la libertad vigilada, la mediación y la conciliación”

La Confederation of European Probation (CEP) es un organismo europeo compuesto por diferentes administraciones de Justicia, universidades, personas académicas y profesionales en el ámbito de la Justicia, entre otros agentes, cuya misión es promover la inclusión social de las personas penadas mediante sanciones comunitarias. En este foro se intercambian buenas prácticas con la preocupación común de proteger a la sociedad sin recurrir al encarcelamiento, ya que su objetivo final es que la prisión sea una alternativa y no la primera opción. La CEP divide los ámbitos de trabajo según la tipología del delito a tratar. Para ello, sus miembros mantienen reuniones periódicas online y celebran un encuentro presencial anual en un territorio de la Confederación.

Este año, Bilbao ha recibido como anfitriona al grupo de trabajo centrado en la violencia machista. De esta manera, una veintena de personas expertas en medidas alternativas a la prisión se ha reunido en el Archivo Histórico de Euskadi, en lo que ha supuesto la primera reunión del grupo de Violencia de Género, tras la decisión de la CEP de fusionar dos equipos anteriores que trabajaban los delitos clasificados como violencia doméstica y delitos sexuales. También ha sido la presentación oficial de Euskadi como último miembro en unirse a la Confederación Europea.

El encuentro ha estado presidido por la secretaria general de la CEP, la croata Jana Špero, y ha contado con el profesor de la University West England Bristol, Kieran McCartan, como moderador. En él han participado representaciones de Irlanda, Dinamarca, Portugal, Letonia, Croacia, Malta, Macedonia del Norte y Cataluña; y ha contado con Turquía y Reino Unido como los países invitados a exponer dos de sus programas de actuación. 

La representación vasca ha corrido a cargo de Endika Biota, miembro del equipo del Servicio Vasco de Gestión de Penas, gestionado por IRSE Euskadi bajo la dirección del Departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno Vasco.

La jornada se ha prolongado durante toda la mañana y ha concluido con la definición del plan de trabajo 2024-2026.

Modelo penitenciario vasco

La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno Vasco en funciones, Nerea Melgosa, se ha acercado al Archivo Histórico de Euskadi para dar la bienvenida al grupo. En su intervención, ha puesto en valor la reciente incorporación de Euskadi a la Confederación Europea. “Somos el país asociado más reciente de la CEP y queremos aprender de las experiencias de nuestros colegas europeos y también aportar nuestro conocimiento”, ha dicho.

Melgosa también ha destacado que la línea de trabajo de la CEP encaja perfectamente con el modelo penitenciario vasco impulsado por el Gobierno Vasco desde que, en octubre de 2021, asumiera la gestión de los tres centros penitenciarios de Euskadi. “Compartimos con la CEP la inclusión social de las personas infractoras a través de sanciones comunitarias, la libertad vigilada, la mediación y la conciliación.  Es uno de los objetivos que se marcan las bases de nuestro modelo penitenciario”, ha expuesto.

Por su parte, Endika Biota ha explicado los programas específicos para casos de violencia machista que se trabajan en Euskadi: el psicoeducativo Aldatuz y terapéutico Gakoa: “Cada uno tiene su marco jurídico, pero, en definitiva, lo que ambos buscan es que los hombres tomen contacto con su masculinidad tóxica y contribuyan a los cambios necesarios para evitarla, ya que, al fin y al cabo, los destinatarios principales de estos programas son sus parejas y las parejas que tendrán en el futuro”.

El representante vasco en la CEP ha reconocido que “estamos en un momento de cambio en el sistema jurídico en Euskal Herria y estamos seguros de que la CEP va a tener un papel importante en este nuevo camino”.

Finalmente, Jana Spero, secretaria general de la CEP ha reconocido que la Confederación es “la mayor y más antigua organización internacional” con profesionales del ámbito de la libertad condicional. “Para la Unión Europea y el Consejo de Europa, la CEP es la voz de la libertad condicional”, ha dicho.  

Puedes consultar la nota de prensa completa en Irekia.(abre en nueva ventana)