Menú
Buscar
Justizia.eus
  • Buscar
Euskadi.eus

La nueva Ley de Infancia y Adolescencia busca garantizar social y jurídicamente, la protección de las personas menores promocionando su autonomía como sujetos

Fecha de publicación: 

· La consejera Melgosa se congratula por el amplio consenso y la participación de diferentes agentes en la elaboración de la norma

· Tres criterios impregnan todo el texto: integralidad, transversalidad y corresponsabilidad

La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Nerea Melgosa, ha subrayado hoy en el Parlamento Vasco que la nueva Ley de Infancia y Adolescencia “parte de la filosofía de que la mejor forma de garantizar, social y jurídicamente, la protección a la infancia y la adolescencia es promover su autonomía como sujetos, desde las primeras etapas de la vida, impulsando y fomentando el establecimiento de las condiciones necesarias para facilitar y garantizar el efectivo ejercicio y disfrute de sus derechos; y, en iguales términos, asegurar su desarrollo físico y psicológico (y que incluye las áreas emocional, cognitiva, social y afectivo-sexual), de forma plena y armónica”.

El nuevo texto legal aboga por el buen desarrollo y el bienestar de las personas menores de hoy y del mañana y ha sido aprobado hoy por una extensa mayoría del Parlamento Vasco. Tras destacar que el camino ha sido largo, la consejera se ha congratulado por alcanzar un amplio consenso y por la participación de diferentes agentes, instituciones, entidades y grupos políticos. “Hemos hecho, entre todos y todas, un buen trabajo”.

La consejera ha recordado que aunque desde el año 2005 en Euskadi “contamos con un marco jurídico global de referencia en materia de atención y protección a la infancia y la adolescencia”, desde entonces y hasta ahora se han producido importantes cambios sociales, jurídicos y económicos que inciden en la situación de las personas menores de edad; de forma especial, en su concepción de sujetos titulares de derechos, pero también de deberes y responsabilidades, y en la mayor exigencia de una participación activa en la vida democrática.

La nueva Ley les reconoce como sujetos legitimados para participar, activamente, en la construcción de la sociedad; especialmente, en lo que se refiere a su participación en todos los asuntos que les conciernen, dentro de los cuales encajan las políticas públicas que afectan a los derechos de los que son titulares. Y, además, establece el concepto de buen trato, ligado al derecho a la vida y a la integridad física y psíquica.

La Ley aboca a políticas y acciones orientadas a favorecer el conocimiento, respeto y ejercicio efectivo de sus derechos, así como la creación de condiciones adecuadas para su desarrollo pleno, incluyendo formación, difusión y sensibilización.

Tres criterios clave impregnan todo el texto: integralidad, transversalidad y corresponsabilidad, mientras que los ejes de actuación se centran en la promoción, prevención e intervención en situaciones perjudiciales para el desarrollo y la protección de estas personas, tanto en casos de violencia como de desprotección en el ámbito familiar.

La Ley también identifica cuatro áreas principales de atención y protección:

  1. La atención a niños, niñas y adolescentes en situaciones perjudiciales no asociadas a violencia o desprotección.
  2. La protección frente a la violencia en diferentes ámbitos.
  3. La protección en casos de desprotección debido al incumplimiento de deberes parentales.
  4. Y la intervención socioeducativa con niños, niñas y adolescentes en conflicto con la ley penal, con medidas orientadas a intervenir y educar en casos de delitos.

Además, establece la creación de órganos e instrumentos. Se crearán el Órgano Interinstitucional para la Infancia y la Adolescencia, el Consejo Vasco para la Infancia y la Adolescencia, el Foro de la Infancia y la Adolescencia, y el Sistema Vasco de Información sobre la Infancia y la Adolescencia.

Puedes consultar la nota de prensa completa en Irekia (abre en nueva ventana)