Menú
Buscar
Justizia.eus
  • Buscar
Euskadi.eus

Nerea Melgosa: "la función social de la abogacía y la procura se manifiesta en su plenitud en la asistencia jurídica gratuita a quienes carecen de recursos económicos suficientes"

Fecha de publicación: 

· Acto de inauguración del máster de la Abogacía y Procura de la UPV/EHU desarrollado en la Facultad de Economía y Empresa de Elkano-Bilbao

· “Es necesario poner en valor ante la sociedad a los turnos de oficio y de guardia, dignificando sus condiciones, empeño en el que daremos más pasos con los colegios profesionales”

· “Una justicia inclusiva, sin dejar a nadie atrás”

· Actualización de los módulos compensatorios en un 14%

Nerea Melgosa, Consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, considera que “la función social de la abogacía y la procura se manifiesta en su plenitud en la asistencia jurídica gratuita de quienes carecen de recursos económicos suficientes. Una justicia inclusiva, sin dejar a nadie atrás”. La Sailburu estima necesario “poner en valor ante la sociedad ese trabajo en los turnos de oficio y de guardia, dignificando sus condiciones, un empeño en el que pretendemos de dar más pasos en diálogo con los colegios profesionales. De momento, se van a actualizar los módulos compensatorios en un 14%”.

En el acto de inauguración de la primera edición del máster de la Abogacía y Procura de la UPV/EHU desarrollado esta tarde en el Salón de Grados de la sede de Bilbao-Elcano de la Facultad de Economía y Empresa, Nerea Melgosa ha indicado que “las normas deontológicas de estas profesiones hablan de satisfacer los inalienables derechos del cliente, respetando la defensa y consolidación de los valores superiores en los que se asienta la sociedad y la propia condición humana”.

En el encuentro han intervenido el Vicerrector del campus de Bizkaia; los Decanos de la Facultad de Derecho, del Colegio de la Abogacía de Bizkaia; la Decana del Colegio de Procuradores de Bizkaia; y la Directora del Máster de la Abogacía y Procura además de un númeroso grupo de alumnado.

Habilitación

El master dará acceso a presentarse al examen de habilitación para las profesiones reguladas de la Abogacía y la Procura de los Tribunales, ambas reguladas porque su función social transciende a otras actividades profesionales privadas.

“Se trata de instituciones colaboradoras con la justicia.  Lo cual no supone un rol secundario. La Administración de Justicia no se agota con los jueces o juezas y con el Ministerio Fiscal.  Sin la presencia de la abogacía y la procura en la mayoría de los procesos judiciales sería imposible la tutela judicial efectiva” ha indicado Nerea Melgosa.

Para la Consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales “la Justicia es un edificio que se levanta y sostiene con el concurso de todos los actores y actrices que participan en ella. Por eso, la procura y la abogacía participa en el plan estratégico de justicia para Euskadi, en el plan de justicia digital, en el plan de sedes judiciales sostenibles, en la estrategia de justicia restaurativa o en el plan de acceso a la justicia de personas con discapacidades”.

“Se ha convertido en un tópico hablar de la lentitud y congestión de la Justicia. La abogacía y la procura tienen mucho que aportar. Por ejemplo, a la hora de extender una cultura de la mediación, negociación y el acuerdo, que evite la judicialización innecesaria de conflictos o su alargamiento” ha destacado Nerea Melgosa

Función Social

Según ha indicado Melgosa en Bilbao, “la función social de la abogacía y la procura se manifiesta en su plenitud en la asistencia jurídica gratuita de quienes carecen de recursos económicos suficientes. Hay que poner en valor ante la sociedad ese trabajo en los turnos de oficio y de guardia. Y hay que dignificar sus condiciones, un empeño en el que pretendemos de dar más pasos en diálogo con los colegios profesionales. De momento se van a actualizar los módulos compensatorios en un 14%”.

“Es un master exigente para que los futuros abogados y abogadas, procuradores y procuradoras, sean profesionales con conocimientos específicos en técnica jurídica y en las estrategias procesales suficientes para encarnar el derecho de defensa y garantizar el asesoramiento, la contradicción y la igualdad de las partes. El master tiene un enfoque eminentemente práctico, de la mano de profesionales del sector gracias a la colaboración con los colegios vascos de la abogacía y la procura y con prácticas externas tanto en bufetes, en el mundo de la empresa o la Administración Pública” ha destacado la Sailburu Melgosa.

Según ha recalcado la Consejera “vivimos en una sociedad en permanente cambio, algo que también afecta a la Administración de Justicia. Un ejemplo de ello es la implantación total del expediente judicial electrónico en Euskadi. Otros avances tecnológicos y la incorporación de la inteligencia artificial afectan a la forma de actuar ante los tribunales. Sin embargo, en un sentido más profundo, las características básicas de la profesión, las virtudes que se esperan de un buen abogado o procurador permanecerán inalterables”.

Consulta la nota de prensa en Irekia (abre en nueva ventana)