Menú
Buscar
Justizia.eus
  • Buscar
Euskadi.eus

Artolazabal asiste a la proyección del documental 'Historias de la cárcel' en el Centro Penitenciario Araba

Fecha de publicación: 

Presentación del documental 'Historias de la cárcel'

“Las oportunidades hay que saber ganárselas y hay que ser capaces de aprovecharlas”. La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, dirigía estas palabras al centenar de personas presas que ha acudido esta mañana en el salón de actos del Centro Penitenciario Araba a la proyección en exclusiva del documental Historias de la cárcel. Se trata de un trabajo periodístico, impulsado por el Departamento de Artolazabal y dirigido por Eider Hurtado para el programa Aquí y Ahora de ETB2, que será emitido mañana jueves en prime time a las 22.30 horas.

Una decena de personas presas comparte sus vivencias ante las cámaras y muestran cómo es el día a día entre las cuatro paredes de una prisión. El programa ha sido grabado íntegramente en el Centro Penitenciario de Araba y cuenta también con la participación del propio director del centro, Benito Aguirre, así como de algunas personas de la plantilla como Josune Pérez de Arenaza, supervisora de Salud Mental, y Manuel Gutiérrez, jefe de servicios de Interior. ETA mató a tres compañeros y amigos de Manuel hace años; hoy, mantiene una relación cercana con algunos miembros de la banda terrorista que han pasado por prisión.

Asier, Vicente, Bouchefra, Iratxe, Luzdeira, Omar, Bryan, Pedro, Fernando, Benito… forman parte de esta comunidad que convive en la prisión alavesa. Decisiones equivocadas, adicciones, vidas complicadas, mala suerte… muchos son los factores que les han llevado a vivir entre rejas. Hablan de ello ante las cámaras y también de los daños colaterales de sus acciones, la familia, los amigos, el trabajo...

Los y las protagonistas de Historias de la cárcel hablan de la dureza de vivir en prisión y de tener que ceñirse a un estricto horario durante los años -a veces muchos- que dura su condena. La rutina es casi siempre la misma. La jornada comienza a las ocho de la mañana con el recuento; luego desayuno, talleres o trabajo, comida, tiempo en la celda, cena… Los días en la cárcel duran siempre 12 horas, de 8.00 a 20.00 horas. Son jornadas largas y muchos de los reclusos intentan llenar su tiempo trabajando o realizando diferentes actividades: panadería, limpieza, lavandería, talleres…

Pero también hay tiempo para el amor. Iratxe lleva siete años en prisión y hace cinco meses ha iniciado una relación sentimental con otra persona presa, Pelayo. En el programa explica cómo se conocieron y permite grabar uno de sus encuentros, separados por una pared de cristal.

El documental pasea la cámara por las diferentes instalaciones del recinto como el módulo de respeto y el del resto de reclusos; también por el de las mujeres, muchas de ellas, a su vez, víctimas de la violencia machista.

Más de 700 presos conviven en el centro penitenciario alavés y el perfil que más se repite es el de personas con problemas de adicciones. Por eso, el programa también muestra el trabajo del Servicio de Salud Mental; no en vano, alrededor del 40% de los internos tiene alguna patología mental. “Tal y como suele subrayar Benito (Aguirre), concebimos estas instalaciones como el mayor centro socio-sanitario de Euskadi”, ha dicho la consejera Artolazabal. Y ha enfatizado: “Entendemos la gestión penitenciaria como una rama más de las políticas sociales”.

La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales ha agradecido al centenar de personas presas presentes “vuestra colaboración y responsabilidad durante los difíciles meses de la pandemia” y les ha asegurado que “vamos a seguir trabajando, cada vez más, de la mano de las entidades del tercer sector social, impulsando terceros grados y programas para la reinserción socio-laboral”. Además, ha explicado la apuesta del Gobierno Vasco por la Justicia Restaurativa: “En los próximos meses veréis cómo se organizan aquí talleres restaurativos y, si os interesan, comprobaréis que se trata de procesos duros, largos y exigentes”.

Para finalizar, Artolazabal ha realizado un alegato por las segundas oportunidades: “Cualquiera puede cometer decisiones erróneas en su vida y terminar en la cárcel. Nadie estamos libres de equivocarnos y tener que pagar nuestros fallos con la privación de libertad. Estáis aquí por decisiones judiciales no arbitrarias, pero todos y todas debemos, debéis, tener el derecho a una segunda oportunidad”.

Consulta en Irekia la nota de prensa: Artolazabal asiste a la proyección del documental ‘historias de la cárcel’ en el Centro Penitenciario Araba (abre en nueva ventana)