Ir al contenido principal

Administración de Justicia en Euskadi

Justizia Administrazioa Euskadin - Administración de Justicia en Euskadi
Estás en: La Justicia > Conoce la Justicia > Cuándo puede una persona particular actuar sin abogado/a

Cuándo puede una persona particular actuar sin abogado/a

En algunos casos no es obligatorio valerse de abogado/a para acudir a los tribunales. No obstante, aunque no imprescindible, su intervención resultará siempre aconsejable.

Procesos en los que no es necesario abogado/a:

persona particular actuar sin abogado/a

Te interesa si... 

  • quieres reclamar una cantidad de dinero
  • dispones de los documentos que acrediten
    la deuda
  • quieres defenderte a ti mismo en un proceso laboral
  • quieres solicitar nombramiento de tutor/a
  • necesitas con urgencia regular la situación antes del juicio de divorcio


 

Juicio verbal de cuantía inferior a 2.000 euros, en materia civil

Procedimiento judicial que permite reclamar cantidades que no excedan de 2.000 euros.

Información sobre la reclamación de cantidades mediante juicio verbal.

Volver arriba

Procedimiento monitorio en materia civil

Procedimiento judicial que permite reclamar de forma ágil y rápida, siempre que se reúnan los requisitos legalmente previstos y se disponga de los documentos acreditativos que exige este tipo de procedimiento.

Información sobre las reclamaciones de cantidad mediante proceso monitorio civil.

Volver arriba

Proceso judicial social o laboral ordinario

La presencia de abogado/a y de procurador/a no es legalmente obligatoria en la tramitación de los procesos laborales o sociales, pero sí es aconsejable para defender los intereses de las partes con las mínimas garantías, dada la complejidad de la materia y la relevancia de los intereses que se ventilan en estos procedimientos. No obstante, algunos casos son sencillos y basta con redactar bien la solicitud de acto de conciliación y la demanda.

Las principales fases del procedimiento ordinario son las siguientes:

  1. Se inicia por medio de demanda escrita, a cuyo efecto podrán utilizarse los modelos y formularios facilitados por la oficina judicial.
  2. Una vez admitida la demanda, se procederá a señalar de forma sucesiva los actos de conciliación y juicio que tendrán lugar en única convocatoria, celebrándose la conciliación ante el letrado de la Administración de Justicia y el juicio ante el magistrado correspondiente.
  3. Si no se alcanza la avenencia en la conciliación, se iniciará la fase de juicio donde se practicarán todas las pruebas propuestas y admitas.
  4. Se dicta la sentencia. Para recurrir la sentencia en caso de desacuerdo, sí es necesario abogado/a o graduado/a social.

No está permitido que la sentencia condene a la persona demandante al pago de las costas de los/las abogados/as de la empresa, pero sí podrían imponerle una multa si no hubiera acudido al acto de conciliación y/o hubiera actuado de mala fe o con temeridad.

Para mayores garantías, si la persona demandante carece de recursos económicos, puede acudir a un sindicato en el caso de que esté afiliada, o puede solicitar abogado/a de oficio con derecho a justicia gratuita.

En cualquier caso laboral la persona demandante tiene derecho a justicia gratuita independientemente de sus ingresos y cubre cualquier fase del procedimiento (acto de conciliación, demanda, peritos, juicio, recursos...). Si el caso se pierde, no será necesario realizar ningún desembolso económico, pero si se gana, puede llegar a tener que desembolsar hasta un máximo de un tercio de lo obtenido en el juicio.

Consulta la información sobre cómo solicitar justicia gratuita.

Volver arriba

Expedientes de tutela y curatela

Estas dos instituciones están destinadas a la protección de aquellas personas que por algún motivo ven limitada su autonomía en ciertas áreas o actividades, bien porque son menores, bien porque son personas con capacidad modificada judicialmente (personas declaradas incapacitadas, por ejemplo).

Cuando no exista controversia en los casos de solicitud de nombramiento de tutor/a o curador/a que deba dirimirse en un proceso contencioso, puedes acudir al juzgado sin necesidad de abogado/a ni procurador/a.

Si eres una persona legitimada para ello, puedes presentar una solicitud para iniciar el expediente ante el juzgado de primera instancia del domicilio de la persona menor de edad o con capacidad modificada judicialmente. En la Oficina Judicial te facilitarán un impreso normalizado para formular la solicitud.

Junto con la solicitud, deberás aportar toda la documentación que se recoge en el art. 45 de la Ley 15/2015, de 2 de julio, de Jurisdicción Voluntaria. En este artículo se regula todo lo relativo a la tramitación del expediente, su resolución y recursos. Los artículos posteriores regulan el resto de elementos que conforman la institución de la tutela y curatela (prestación de fianza, aceptación y posesión del cargo, inventario, retribución, remoción, excusa, rendición de cuentas).

Recuerda que para remover a un/a tutor/a o curador/a de su cargo, sí es necesaria la intervención de abogado/a y procurador/a.
 

Volver arriba

Medidas previas a la demanda de nulidad, separación o divorcio

Si te encuentras en una situación de crisis matrimonial, puedes acudir al juzgado a solicitar que se dicten unas medidas previas a la demanda de nulidad, separación o divorcio sin necesidad de que te asista un/a abogado/a, debido al carácter de urgencia o necesidad que presentan las mismas.

Aunque no es obligatoria la intervención de abogado/a y procurador/a, sí es recomendable ya que su asistencia y representación legal es necesaria para todo escrito y actuación posterior, además de serlo en la tramitación del procedimiento judicial principal (nulidad, separación o divorcio).

Estas medidas tienen la finalidad de que se dicten antes y mientras se tramita el procedimiento principal, y contienen principalmente la regulación del uso de la vivienda familiar, custodia, régimen de visitas, alimentos y cargas del matrimonio.

Para ello debes presentar escrito en el juzgado de primera instancia o juzgado de familia del domicilio conyugal, en el que tienes que exponer los datos de las partes, los hechos y las circunstancias que dan lugar a tu solicitud y las medidas concretas que solicitas.

Junto con la solicitud debes aportar el certificado de empadronamiento de al menos uno de los cónyuges, para poder acreditar la competencia territorial del juzgado, así como las certificaciones de matrimonio y de nacimiento de los/as hijos/as y aquellos otros documentos que justifiquen o avalen las medidas que solicitas. Puedes solicitar online los certificados de matrimonio y nacimiento en JustiziaEus.

Si el/la juez/a admite la solicitud, citará a las partes para que comparezcan en el juzgado. Ambas partes deberán comparecer obligatoria y personalmente, acompañadas de su respectivo/a abogado/a y procurador/a.

El/la juez/a valorará todas las medidas previas a la demanda de nulidad, separación o divorcio solicitadas y acordará lo correspondiente mediante auto contra el que no cabe recurso.

Antes de que pasen 30 días desde que se dictaron las medidas, tu abogado/a deberá interponer una demanda de nulidad, separación o divorcio en el mismo juzgado, pues de lo contrario, estas medidas provisionalísimas caducarían, es decir, dejarían de tener efecto.

Si no has solicitado medidas previas, probablemente tu abogado/a solicite medidas provisionales junto con la demanda de nulidad, separación o divorcio.

Tanto las medidas previas como las provisionales se sustituirán por las que definitivamente acuerde el juzgado en la sentencia divorcio cuando termine el procedimiento.

Volver arriba